Trágica muerte

Joven maestro peluquero tuvo una Trágica muerte cuando dos balazos terminaron con su vida en la ciudadela Santa Rosita.

Con dos balazos en la cabeza acabaron tempranamente con la vida de un joven que respondía a los nombres de Anthony Ricardo Valencia Oquendo, de 22 años de edad.
De acuerdo a la información dada por la policía local, el autor de los disparos se movilizaba en moto con otra persona no identificada que la conducía.




Este mortal hecho de sangre ocurrió a eso de las 11 de la noche del martes 21 de marzo, cuando el joven se dirigía a su domicilio ubicada en la ciudadela Maridueña, y estando a una cuadra de su vivienda habría sido interceptado por un  motociclista cuyo acompañante habría sacado un arma de fuego y a quema ropa le habría dado dos disparos los que de forma inmediata terminaron su vida, quedando su cuerpo en la calzada bañado en su propia sangre.


De pronto se fueron acercando amigos y luego familiares del chico fallecido quienes rompieron en llanto y lamentos. Vecinos del sitio llamaron al 911 para solicitar una ambulancia, llegando la unidad de rescate del cuerpo de bomberos de esta localidad, donde los paramédicos solo comprobaron su deceso.
El jefe policial, coronel Francisco Páez, en rueda de prensa supo indicar que espera la colaboración de los familiares del occiso para poder determinar los móviles del crimen y a los autores, que al parecer merodeaban el sitio desde tempranas horas en busca de cumplir con su objetivo.
La Fiscal de turno, Dra. Miryam Galarza dispuso se traslade el cadáver hasta la morgue local para que se le practique la autopsia de ley; mientras varios agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) y de Criminalística recopilaron vestigios en el lugar del crimen para la realización de las experticias de rigor.




Anthony Ricardo Valencia Oquendo, se dedicaba a cortar pelo con estilo juvenil, por ello contaba con muchos amigos, jóvenes y adultos que apreciaban en él su trabajo, además de su sinceridad y buen humor. Al parecer, con Anthony Valencia nunca faltaban las bromas entre amigos y amigas, siempre respetuoso, lo cual se pudo corroborar con la infinidad de mensajes de condolencias que circularon por las redes sociales, muchos de ellos puestos en el muro de la cuenta Facebook del fallecido identificada como Figurita Valencia.


El sepelio del cuerpo sin vida del joven maestro peluquero se efectuó la tarde del jueves último. A la una de la tarde el féretro fue sacado del domicilio donde fue velado y llevado en una camioneta recorriendo las principales calles de las ciudadelas Maridueña y Santa Rosita, y dirigirse luego hasta el lugar donde trabajó hasta el día de su muerte; allí el ataúd fue bajado y en medio de la peluquería amigos y familiares abrieron el cofre mortuorio para colocar sus herramientas de trabajo (peinillas, tijeras, etc) sobre el pecho del cuerpo de Anthony, luego cerrado el ataúd, se dirigieron hasta la iglesia central donde se le ofició una misa de réquiem rogando por el descanso eterno de su alma.
Seguidamente en medio de un torrencial aguacero  fue llevado hasta el cementerio general, acompañado siempre de una multitud de jóvenes que le dieron su último adiós a Figurita Valencia quien vivirá en el recuerdo de sus familiares y de sus “Brothers” como llamaba a sus amigos.
PAZ EN SU TUMBA…

Compártelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *